jueves, 22 de diciembre de 2011

SERMON DE MONTESINOS EN CANDELARIA 2011

TRAS LA HOMILÍA DE LA EUCARISTÍA, LOS DOMINICOS SEGLARES DE CANDELARIA, LLEVARON A CABO UNA PEQUEÑA REPRESENTACIÓN DEL SERMÓN DE MONTESINOS EL DÍA 18 DE DICIEMBRE, EL CUAL SE ADAPTÓ PARA NUESTRO DÍAS, Y NUESTRA SOCIEDAD.

ESTE FUE EL TEXTO UTILIZADO:



NARRADOR
Este es el relato de un sermón, pronunciado por un fraile dominico en la isla de la Española, que es como se llamaba entonces a lo que hoy son Republica Dominicana y Haiti.
Todos los sermones son transcendentales, o lo deberían de ser. El predicador habla de Cristo, en las lecturas nos habla Dios, en el Evangelio es el mismo Cristo quien nos habla de Dios, nos muestra la Gracia y el Amor.
El predicador, en la homilía y en su predicación, nos recuerda y enseña lo hablado por Dios, cualquiera que no actué así está faltando al encargo hecho por Cristo. El afán de notoriedad, lo fácil, lo que guste a todos, etc., es siempre contrario a la Verdad.
En la Española se cometían atrocidades. Desde su llegada, fray Anton Montesinos y los otros dominicos que con el habían sido enviados en misión, estaban luchando por cambiar la crueldad con que se trataba a los indios. Durante quince meses hablaron con todo el mundo, para convencerles de cambiar la triste suerte de los nativos. Nadie les oyó, nadie les hizo caso, la codicia y la crueldad caminan de la mano.
Tristes por la situación y sin poder callar la Verdad de Cristo, decidieron hablar desde el pulpito. Decidieron ser auténticos cristianos, verdaderos predicadores y atreverse a todo por el Amor.
Aquel año de 1511, en este año se cumplen 500 de estos hechos, el día 21 de diciembre era cuarto domingo de adviento, como hoy. Los frailes acordaron componer un sermón en que todos tendrían parte y que fray Antón, por ser el mejor que hablaba lo escribiera y pronunciara. El prior le pidió a fray Antonio que abriese el Evangelio y les leyese el texto que se proclamaría el cuarto domingo de adviento. Entonces era el capítulo 1 del evangelio de Juan el que se leía, con la actual liturgia se lee el tercer domingo de adviento. En el versículo 23 Juan responde a los fariseos:




         PRIOR
Hermanos, no podemos seguir hablando a cada uno y sin que nadie nos escuche. Quince meses de suplicas y de ruegos llevamos con esta gente y no han servido para nada. Como predicadores de Cristo lo haremos desde el púlpito, veamos si hablándoles así entran en razón. Haremos un sermón, lo firmaremos todos, así sabrán que es el sentir de todos nosotros, y que las palabras dichas son responsabilidad de todos.
Fray Montesinos, léanos lo que dice el evangelio del cuarto domingo de Adviento
MONTESINOS
“Ego vox clamantis in deserto: “Dirigite viam Domini”, sicut dixit Isaias propheta”.
Yo soy una voz que grita en el desierto: allanen el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías.
NARRADOR
La ceguera de los avaros, de los codiciosos, de los crueles, les hace interpretar a su satisfacción el texto.


COLONO 1
Si el mismo evangelio lo dice, allanemos el camino al Señor, sobre todo a nuestro señor el dinero.
COLONO 2
Para que el camino este llano hay que aplastar bien todo, los indios están para rellenar y facilitar el camino.
COLONO 3
Los indios, los pobres, los discapacitados, los ancianos, los débiles, es decir todo eso que hay mucho y sobra, están para ser utilizados y después a por otros, que hay más.
COLONO 4
Si se terminan los indios traemos negros y a seguir con el negocio.

NARRADOR
 
Aquel domingo 21 de diciembre del año 1511 se celebra la misa del cuarto domingo de Adviento.

Después de proclamadas las lecturas fray Antonio Montesinos se inclina profundamente ante la cruz, coge la Biblia, la besa con veneración y se dirige al pulpito.
Lo que ocurrió después está escrito con letras de oro en la historia de la humanidad y de la Iglesia.

MONTESINOS

Yo soy voz de Cristo en el desierto de esta isla y, por tanto, conviene que con atención no cualquiera, sino con todo vuestro corazón y con todos vuestros sentidos la oigáis; la cual será la más nueva que nunca oísteis, la más áspera y dura y más espantable y peligrosa que jamás pensasteis oír.
Todos estáis en pecado mortal y en él vivís y morís, por la crueldad y tiranía que usáis con estas inocentes gentes. Decid ¿con qué derecho y con qué justicia tenéis en tan cruel y horrible servidumbre aquestos indios?
¿Con qué autoridad habéis hecho tan detestables guerras a estas gentes que estaban en sus tierras mansas y pacíficas?
¿Cómo los tenéis tan opresos y fatigados, sin darles de comer ni curarlos de sus enfermedades, que de los excesivos trabajos que les dais incurren y se os mueren, y por mejor decir los matáis por sacar y adquirir oro cada día?
Estos, ¿no son hombres?
¿Esto no entendéis, esto no sentís? ¿Cómo estáis en tan profundidad, de sueño tan letárgico, dormidos? Tened por cierto, que en el estado en que estáis, no os podéis más salvar, que carecen de fe y no quieren la fe de Jesucristo.
Los inmigrantes, ¿no son hombres? Los presos, ¿no son hombres? Las mujeres, ¿no son hombres? Los niños ¿no son hombres? Los discapacitados y los no nacidos, ¿no son hombres? Los que padecen sida, los ancianos, los pobres… ¿no son hombres?



VOZ 1   Los inmigrantes vienen a quitarnos los trabajos
VOZ 2   Son todos unos delincuentes
VOZ 3  Los presos están donde tiene que estar y encima les damos de comer
VOZ 4   Las mujeres están para fregar y criar hijos
VOZ 5  Los niños pobres a trabajar, asi aprenden para mayores.
VOZ 6  Los discapacitados solo son un estorbo y un gasto inútil de dinero
VOZ 7  Si no quieren tener el SIDA que no pequen
VOZ 8  Los viejos al asilo, y que se mueran rapidito, que cuesta un montón de euros mantenerlos.
VOZ 9 Los pobres, que aprendan a trabajar y no se lo gasten en vicios
TODOS: alboroto y gritos mirando al Prior
  QUE SE RETRACTE, QUE SE RETRACTE…….

PRIOR.
Fray Montesinos, preparad el sermón del próximo domingo, el primero después de la Natividad de Nuestro Señor y aclare lo que no han querido entender.
NARRADOR
Fray Montesinos subió el siguiente domingo al pulpito y leyó los primeros versículos del capitulo 36 del libro de Job

MONTESINOS (mirando la Biblia)
Repetam scientiam meam a principio et sermones meos sine mendatio esse probabo:

(mirando su sermón escrito)
2 Sopórtame un poco, y yo te instruiré: aún queda algo por decir en defensa de Dios.
3 Traeré de lejos mi saber para justificar a mi Creador
4 No, mis palabras no mienten: es un maestro consumado el que está junto a ti.
5 Dios es grande y no se retracta, él es grande por la firmeza de sus decisiones.
6 El no deja vivir al malvado y hace justicia a los oprimidos






domingo, 30 de octubre de 2011

LUZ DE LA IGLESIA

En nuestra cuarta reunión, hemos comprobado la capacidad que tenemos de valentía, motivación, y coraje. Hemos adquirido ya un ritmo positivo, con personas entusiastas.

Después de recibir una pequeña catequesis para lectores, sobre cómo proclamar la Palabra en la liturgia, los acentos, y características de los textos de este domingo, también hemos escuchado a Toñy, que voluntariamente quiso prepararse el tema de Luz de la Iglesia.




Cómo Domingo de Guzmán descubrió la predicación como un elemento clave para llevar a los alejados a la Iglesia, y de como la Iglesia es un ámbito de predicación. La Iglesia es para la predicación tanto como la predicación es para la Iglesia.

Cómo muchos de los herejes se convertían al cristianismo en la época de Santo Domingo, al sur de Francia, y fueron creando una comunidad apostólica al sur de Francia.





 Donde Domingo, estuvo de párroco unos 10 años, en Fanjaux. Proulla fue el lugar escogido para la vivencia de la comunidad apostólica, como las primeras comunidades cristianas.



viernes, 21 de octubre de 2011

PREDICACIÓN: ATRACTIVO, DON Y CARISMA

PREDICACIÓN: ATRACTIVO, DON Y CARISMA



Fray Guy de Bedouelle, o.p., en su libro La fuerza de la Palabra. Domingo de Guzmán recoge al respecto los siguientes pensamientos.

Los dominicos en la Edad Media, como los Valdenses, utilizarn una expresión bella para hablar de la predicación como "Gratia praedicationis". La cual se ha de entender como un carisma, una vocación a la que Dios nos llama, de quién siente la seguridad de que el Espíritu`puede hablar en él y a través de él. La "Gratia praedicationis" hace de la predicación domunicana un verdadero ministerio en el Espíritu, el anuncio de la palabra de Dios hecho carisma.

El orador agradable de oir, es aquel a quien Dios ha gratificado con el don eficaz de la palabra, forma especial de la acción del Espíritu Santo que rodea al creyente desde la Buena Noticia que el ángel anunció a María: Ave María, gratia plena. Si el predicador habla con autoridad y es digno de crédito será sólo por la fuerza que le invade de Dios, siempre que en su libertad él permita que Dios pueda hablar através de él.





Aquel a quien Dios le da la gracia de la predicación debe predicar, propia de los valdenses, pero no recibían el envío por parte de la Iglesia, y que lo hacían al margen de ella, llegando a considerarse como herejes.

Los valdenses son los seguidores de Pedro Valdo de Lyón, un próspero mercader que, en 1173, repartió sus riquezas entre los pobres e hizo voto de vivir la pobreza evangélica. Valdo y su grupo fueron recibidos en el concilio Lateranense III (1179) por el papa Alejandro III, que aprobó su manera de vivir, pero insistió en que no permitieran la predicación a las personas laicas iletradas. A pesar de ello, los «pobres de Lyón", como se les llamaba, perdieron pronto el favor de su obispo, que los denunció al papa. El papa Lucio III los condenó como herejes junto con otro grupo (los trabajadores de lana de Milán, conocidos como los «humillados") en el concilio local de Verona ( 1184).
Los pobres de Lyón y los humillados se unieron durante cierto tiempo, formando un grupo llamado de los Pobres 1ombardos, algunos de los cuales (conocidos como los Pobres católicos) se reconciliaron con la Iglesia romana en tiempos de Inocencio III (1208). Algunos seguidores de Valdo fueron condenados de nuevo por el concilio Lateranense 1V (1215) y se convirtieron en uno de los puntos de mira principales de la Inquisición.
Los valdenses estaban apasionadamente interesados por una reforma de la Iglesia según las líneas del ideal apostólico representado por la Iglesia del Nuevo Testamento. Este ideal promovía la pobreza y la simplicidad del estilo de vida, en claro contraste con la manera de vivir de muchas autoridades eclesiásticas de la época.
Los valdenses se negaban a jurar o a cumplir el servicio militar; eran contrarios a la pena de muerte. Condenaban la corrupción del clero, proponiendo la necesidad de ministros dignos para la celebración correcta de los sacramentos. Algunos llevaron esta idea más adelante afirmando que era la santidad, y no la ordenación, la condición suficiente y necesaria para la celebración válida de los sacramentos.
Criticaban además la enseñanza y la práctica de la Iglesia sobre el purgatorio y las indulgencias, y fomentaban la predicación de los laicos, tanto hombres como mujeres, Su devoción a la Escritura queda patente en un documento de la Inquisición del 1321, que atestigua cómo se sabían de memoria casi todo el Nuevo Testamento.
Después de la Reforma protestante los valdenses de Francia fueron asimilados progresivamente por la Iglesia de la reforma calvinista.


 Los textos dominicanos asumen esta expresión "Aquel a quien Dios le da la gracia de la predicación debe predicar",  pero sin separala del envío por parte de la Iglesia. Esta fue la gran habilidad de Domingo de Guzmán. Honorio III encomienda en 1220 a Domingo y a seis frailes más el mandato de combatir la herejía en Lombardía, y le suplica a una carta dirigida al fundador de los Predicadores, no guardar en el pañuelo el talento que les ha sido confiado por Dios según el designio de su providencia. ¡Que hagan brillar la luz que tienen en sí y pongan al servicio de su prójimo la gracia de la predicación que han recibido! Así es como Domingo recuperó para la Iglesia aquella magnífica expresión que circulaba entre los herejes, esgrimiéndola contra ellos.

Para Humberto de roman predicar es la vocación más excelente, porque los predicadoress son en cierto modo la misma boca de Dios. La gracia de la Predicación es un don de Dios para la edificación de la Iglesia.




Uno se puede hacer esta pregunta vital ¿Cómo atraverse a predicar si uno se siente débil y pecador? hay que responder con una clara convicción de fe, que la gracia de la predicación sobrepasará el pecado del hombre; gracias a ella, la Palabra podrá resonar con limpia claridad por encima de todas las torpezas.

¿CÓMO PREDICAR?

¿CÓMO PREDICAR?


Hoy 21 de Octubre, tendremos el 3 Encuentro de los Dominicos Seglares de Candelaria. Dos de los hermanos nuestros, presentarán dos temas el primero será a la Reflexión que ofrece Humberto de Romanis, O.P. sobre ¿Cómo Predicar?, y el segundo, "La predicación: atractivo, don y carisma" que es una reflexión sacada del Libro Guy Bedouelle, La fuerza de la Palabra.

Aunque Manuel Eloy e Isabel, serán los encargados de hacernos la síntesis del estas páginas,  ofrecemos una síntesis de ambas, para que nuestros trabajos se vean reflejados y compartidos en este blog, y así, poder acudir cuando lo necesitemos, cuando naveguemos por la red.

La síntesis que ofrecemos de ¿Cómo Predicar? es la siguiente:






 
El tema se centra en cinco cuestiones fundamentalmente: ¿Qué es la Palabra de Dios? ¿Qué ayuda a predicar al predicador? ¿Cómo es el predicador? ¿Qué queremos predicar? ¿Cómo hay que predicar?

  1. ¿Qué dice la Palabra de Dios?
A la luz de San Pablo, en su carta a los Romanos (10, 14-15) le preocupa varias cuestiones:
  •  ¿cómo invocarán a aquel en quien no han creído?
  • ¿cómo creerán a aquel a quien no han oído?
  • ¿cómo oirán sin que se les predique?
  • ¡cómo predicarán si no son enviados?
Cuestiones lógicas y necesarias para plantear a la Iglesia, y a nosotros mismos, si como seglares, no nos sentimos responsables de la palabra escuchada en nuestros encuentros, y en las predicaciones de las que hemos sido testigos, y sobre todo con la lectura, estudio y meditación de la palabra de Dios.

´Humberto de Romanis estima que el misterio de la predicación de modo especial es querido por el Señor, y lo deduce de las palabras de San Marcos, en su evangelio (16, 15): "Id al mundo entero y predicar el Evangelio".

 2. ¿Qué ayuda a predicar al Predicador?
  •  La búsqueda de la tranquilidad. Los nervios, la mente que se ofusca no puede predicar.
  • Apropiarse de todo lo que en las ciencias seculares se ve que es útil para la edificación de los oyentes.
  • Confirmar lo que se dice por el testimonio de la Sagrada Escritura.
  • Orar por lo que va a decir. La oración hace más eficaz la predicación.
  • El pedir oraciones a otras personas.
  • Conviene que alguna vez el predicador descanse de su oficio, para que recuperada las fuerzas, pueda volver a él con empeño.
  • Para este descanso es saludable que se ocupe de leer, estudiar, meditar que luego servirán para la predicación.
  • Cuidarse del pecado: reconciliarse.
  • La autoevaluación: el buen predicador debe volver a sí mismo después de hablar a los otros, como el peregrino remienda sus sandalias para continuar mejor su camino.
  • La santidad: San Gregorio explica sobre la santidad que "más vale para predicar la constancia del amor santo que la mucha práctica en el hablar".
  • Saber callarse ayuda a predicar.


   3. ¿Cómo es el predicador?
  • No sólo con la voz, sino con todo su ser.
  • Perseverando en su tarea.
  • Muestre fervor en su oficio
  • Que siempre diga la verdad
  • Que modere tu tono al hablar: no sea que por su rudeza llegue a ofender.
  4. ¿Qué queremos predicar?
  • El predicador primero ha de ocuparse sobre lo que va a decir, para que sea útil.
  • Lo útil ha de prepararlo con moderación: no hay que ofrecerlo todo al mismo tiempo. Sólo lo mejor y con moderación.
  • Que lo que diga, llegue a persuadir con eficacia, para que se asimile mejor aquello que alimenta.

 5. ¿Cómo hay que predicar?

  • Predicar poco y mucho son dos extremos que hay que evitar. La predicación si es escasa no es suficiente y si  es demasiada poco se le aprecia.
  • Una familiar conversación es más eficaz que un sermón general. Por dos cuestiones: la conversación implica al oyente en cuestiones que le atañen más de cerca. Las palabras de una conversación, por otro lado, penetran con mayor facilidad.
  • Cuando toque decir alguna cosa sobre Dios, no hay que decir cualquier cosa en cualquier parte, sino sólo lo principal: lo que resulte claro para ser entendidos, amable para ser oídos con gusto, y útil para ser también oportunos.
  • Hay que hablar de los pecados de la gente, pero también hay que hablar de las cosas buenas que Dios les ha dado. De los primeros hay que hablar con compasión, de los dones ofrecidos por Dios, hablemos con gratitud.
  • La predicación laudable consiste en esto: en que se prefiera predicar donde hay mayor necesidad: "No necesitan médico los sanos, sino los enfermos (Mt 9,12).
  • La predicación valiente, también es laudable, allí donde crece la maldad la predicación hay que fortalecerla.
 6. Conlusión:
La mayor prueba de que alguien lleva verdaderamente a Dios en su corazón, es que habla a menudo de Él y con gusto.

(HUMBERTO DE ROMANIS, LA FORMACIÓN DE LOS PREDICADORES, Biblioteca Dominicana, nº 19, Santafé, Bogotá, 1991).

martes, 18 de octubre de 2011

EL LAICO EN LA ORDEN DE PREDICADORES (Segunda Parte)

El laicado en la Orden de Predicadores
(Segunda Parte)















 
III. ¿QUÉ ES SER LAICO DOMINICO?


El laico dominico es:

  • Una persona conocedora y que vivencia su Bautismo, con toda su dignidad. Algunos hombres y mujeres, movidos por el Espíritu Santo, se incorporan a la Orden, mediante una promesa especial conforme a las leyes que le son propias.
  • Una persona que da razón de su vocación laical dominicana. Según los Estatutos de la Orden Laical Dominicana se dice: "Los miembros de las Fraternidades, colaborando de todo corazón en el apostolado de los hermanos y hermanas de la Orden, participarán activamente en la vida de la Iglesia, siempre dispuestos a cooperar con otros grupos apostólicos".
  • Añadir leyenda
    Una persona que habla con Dios o de Dios: Esta fórmula fue introducida por Santo Domingo de Guzmán en el año 1220 en algo propio en la vida común de los frailes y de la Orden. Es una exigencia que asume todo dominico o dominica de la Familia Dominicana, al querer imitar a su Padre Santo Domingo, que fue un gran hombre de oración. Es una consecuencia lógica de la Contemplación. Del diálogo interior con Dios, nace un diálogo más amplio en el compartir con lo demás. Nace de la persona orante una necesidad de comunicar lo contemplado.
  • El laico dominico aporta a la Familia Dominicana, una visión diferente, ya que no es una familia que depende de frailes o de monjas, sino que estando entrelazados por una misma raíz, alimentamos la familia con nuestra autonomía e interdependencia. La predicación no es sólo para una parte de la Orden, sino que es una misión de toda la Familia Dominicana. No vivimos en paralelo, sino que pertenecemos al mismo carisma, pero con un estilo y forma de vida diferente.
  • Desde este entrelazado vital, los laicos ayudan a las distintas ramas a mantener nuestro equilibrio dominicano, es decir, para que lo específico de nuestro modo de vivir el carisma no se desnivele:
  • a las monjas, les recuerdan con su vida y acción que la contemplación dominicana claustral es siempre apostólica en la intención en la exigencia, en la radicalidad, en la finalidad.
  • a los frailes, que en su trabajo de reflexión corren el preligro de intelectualismos ideológicos, morales o personales; son un elemento necesario de la encarnación realista, les hacen ver al Dios de la vida en la vida aquí y ahora de Dios.
  • a las hermanas, son una ayuda en su misión, no sólo por encomendarle la gestión de las obras que no pueden ser llevadas por ellas, sino, más produndamente, por in formando seglares que sean partícipes del carisma y la misión de la Familia a través de la congregación respectiva.
Los laicos/as dominicos/as, por su parte, necesitan de la compañía y del intercambio de las demás ramas:

  • las monjas les indicarán que toda vida y toda acción que no se fundamente en la contemplación de Dios, su Reino y sus caminos, no tienen sentido ni viabilidad.
  • los frailes, que sin la Eucaristía y demás sacramentos, sin la Palabra de Dios, estudio, reflexión, preparación y proclamación explícita, su trabajo secular es puro funcionalismo y su espiritualidad es puro devocionismo para tranquilizar conciencias.
  • las hermanas a través de su consagración religiosa, les mostrarán la posibilidad y la necesidad de la fidelidad en la vocación de dominicos seglares.
  • Ser laico dominico no es quedarse a medio camino entre el bautizado y el religioso, sino que su vocación, su compromiso es tan radical, tan valioso y tan exigente como la consagración religiosa.
IV.LOS PILARES DEL CARISMA DOMINICANO


IV.1. COMUNIDAD: FRATERNIDADES LAICALES.

La vida comunitaria es uno de los elementos fundamentales de nuestra vida dominicana. Predicamos desde nuestra vida comunitaria. La fraternidad es el medio propio donde se nutre y sostiene el compromiso de cada uno en su vocación.

Una fraternidad de laicos dominicos es un espacio donde covergen personas que desean compartir juntos un camino buscando vivir su fe en comunidad, un espacio donde compartir inquietudes y retos como ciudadanos de este nuevo siglo, una fraternidad que pretende integrar la fe y vida en su caminar cada día, un espacio donde recibir una mejor formación doctrinal para produndizar y madurar su fe.

Las fraternidades están bajo la jurisdicción de la Orden, sin embargo, gozan de autonomía propia de los seglares, por la que se gobiernan a sí mismas. Las leyes por las que se rigen los dominicos seglares son:

  1. La Regla fundamental del Laicado (Constitución Fundamental, las normas de vida y régimen de las Fraternidades).
  2. Las Declaraciones generales del Maestro de la Orden y los Capítulos generales
  3. Los Directorios particulares.
IV.2. Oración

Lo más importante para un predicador es ser una persona de oración. La oración comunitaria y la personal son fundamentales en la vocación dominicana.

  • La Oración Dominicana tiene su raíz en el modo de rezar de Santo Domingo.
  • Viviendo con un doble diálogo: Hablar con Dios, de los hombres, o con los hombres, hablar de Dios.
  • La Oración se Santo Domingo la podemos describir con tres notas: La oración litúrgica:La Eucaristía como centro, y la liturgia de las horas en comunión con la Iglesia.- Oración integral: memoria, inteligencia, afectos, coporalidad, voluntad. Los gestos del cuerpo expresan e inducen los sentimientos y actitudes del alma. Oración contextualizada: La oración de Santo Domingo es profundamente personal pero no individualista. Se hace sintiéndose comunidad, para la comunidad. Una comunidad que va más allá de la comunidad local o provincial o religiosa para abarcar a toda la Iglesia y a todo el mundo.
IV.3. Estudio

Los dominicos estudiamos y meditamos la Palabra de Dios, con el fin de interpretar los signos de los tiempos, y predicar de la forma más apropiada a la sociedad contemporánea.

No es un adiestramiento para realizar un oficio determinado. El estudio es un parte de la dimensión contemplativa de la vida dominicana. Contemplar y dar lo contemplado, por lo que el estudio está directamente relacionado con la vida espiritual, y la experiencia de Dios. Nos capacita para salir al encuentro de los otros, construye comunidad y nos capacita para la predicación.

IV. 4. La Predicación

Ser dominico es ser predicador. La Orden de Predicadores supuso desde su fundación una novedad radical, y una ruptura con la tradición monacal de la Iglesia. La nueva Orden nace para la Predicación de la Palabra de Dios y la salvación de las almas.

Predicamos la gracia. Hablamos de lo que hemos visto y oído, como predicadores somos testigos. La búsqueda de la verdad, es compartida y proclamada, construyendo relaciones humanas desde la honestidad en el trabajo, en la búsqueda científica, en los medios, en la educación, con el diálogo entre culturas y otras relgiones.

Nuesto modo de predicar se ha de realizar con simplicidad, como estar disponibles y libres para predicar sin ataduras. Desde la compasión: la que nace de la escucha. Si escuchamos, miramos y vemos, si no nos atrevemos a dejarnos tocar por lo que nos rodea no podremos predicar. Escucha de la palabra de Dios, de los acontecimientos sociales y culturales, de la escucha personal, de la escucha de los sufrimientos humanos.

Los laicos dominicos de hoy debeb ser, ante todo, samaritanos, personas con un corazón lleno de compasión y unas manos abiertas para socorrer y ayudar, sin rodeos: la solidaridad, la cercanía a las víctimas, desde un análisis crítico de la realidad social, para identificar las raíces de la injusticia.

Disponibilidad: estar dispuestos a que nos altere la vida, nuestros planes, nuestro tiempo libre... estar abiertos para ponernos en camino para hacer camino con nuestros hermanas y hermanos, en su necesidad concreta.

Los ámbitos de nuestra predicación son amplios: púlpitos, catequesis parroquiales, escuelas teológicas, en todas las edades, para descubrir cuáles son las mentiras de los medios de comunicación y la investigación científica, o en el ejercicio de mi profesión. Cuáles son las caretas que enmascaran la verdad de las personas e imposibilitan las relaciones sanas y fraternas, el amor auténtico. AHÍ ESTAMOS LLAMADOS A PREDICAR.

(Síntesis ofrecida por las Fraternidades Laicales de la Provincia Bética)

 



sábado, 15 de octubre de 2011

EL LAICO EN LA IGLESIA



El viernes día 14 de Octubre 2011 nos hemos reunido 20 personas, de  las 25 que están anotadas. El grupo sigue entusiasmado, participativo, y un poco más ampliado. Mientras esperábamos un poco, se abrió un diálogo para responder dudas. Rezamos Vísperas, y Vimos dos temas, antes de empezar a caminar. El Laicado en la Iglesia. y el Laicado en la Orden de Predicadores. Ofrecemos un resumen de lo expuesto, de la primera parte. Y para facilitar la lectura, en breve, colgaremos la segunda parte, el laicado en la Orden de Predicadores.

I. El laico en la Iglesia


  1. Definición nominal: El término laico, proviene del griego láos, que significa "perteneciente al pueblo". El pueblo considerado como una población en cuanto se distingue de aquellos que la rigen.
  2. Definición constitucional. En la Lumen Gentium nº 31 se define: "Con el nombre de laicos se entiende aquí a todos los cristianos, a excepción de los miembros del orden sagrado y del estado religioso sancionado por la Iglesia. Es decir los dieles que, en cuanto incorporados a Cristo por el bautismo... ejercen en la Iglesia y en el mundo la misión del pueblo cristiano en la parte que a ellos le corresponde.
  3. Elemento genérico. En el Código de Derecho Canónico en el Canon 204 lo expresa por el bautismo: Somos Hijos en el Hijo, un nuevo nacimiento y una nueva regeneración. Un sólo cuerpo en Cristo. Templos vivos del Espíritu. Partícipes del Oficio Sacerdotal.
  4. Un elemento específíco. Una manera peculiar de hacer presente a la Iglesia en aquellos lugares y circunstancias donde la Iglesia no podría ser sal de la tierra si no a través de la acción de los  laicos.
IIRASGOS DE SU ESPIRITUALIDAD 
  1.  SEGUIDOR DE CRISTO: adhesión libre a Cristo y a su Evangelio, respuesta a su llamada con fidelidad.
  2. AL SERVICIO DEL REINO DE DIOS: El objetivo por el que Jesús se entregó, vivió y murió. El laico también se pone al servicio del Reino de Dios. Supone la renuncia a falsos dioses.
  3. MIEMBRO ACTIVO Y RESPONSABLE DEL PUEBLO DE DIOS: Es un rasgo esencial. El laico se ha de sentir sujeto de pleno derecho en la comunidad eclesial. Con derecho a tomar parte en la vida y en la marcha de la comunidad según su vocación sus cualidades y posibilidades.
  4. Enviado al Mundo: se siente enviado al mundo donde ha de desarrollar su misión a través del testimonio y del compromiso transformador. Sólo exige descubrir la vocación matrimonial y la espiritualidad conyugal, la vocación de ser padre o madre, el valor cristiano del trabajo, la profesión secular, la importancia de la transformación de la sociedad, el valor cristiano del tiempo libre. El laico cristiano está llamado a ser agente transformador, testigo, apóstol, practicante.
  5. Enraizado en la palabra de Dios y la Eucaristía. Su vida se alimenta de estas dos fuentes. Es de gran importancia la lectura habitual, a solas o en grupo del Evangelio. Y celebrarla con la participación frecuente del sacramento de la Eucaristía.
  6. Radicalidad evangélica: La espiritualidad del laico no es menos exigente que otras formas de vida, pues también está marcada por la radicalidad evangélica del seguimiento a Cristo. Según el espíritu de las Bienaventuranzas. Todos hemos de usar los bienes materiales desde y para el amor. Hoy reclaman una actitud de un especial y mayor cuidado en el mundo actual las actitudes como la competitividad, el consumo, la apariencia, la agresividad... Como respuesta a esos retos el laico ha de contrarestarlas con actitudes de misericordia, honradez, libertad personal, desprendimiento, la lucha incansable por la justicia, la cercanía y la solidadaridad con los más necesitados, el perdón y la actitud de reconciliación, la esperanza. 
  7. La formación: No es posible un crecimiento responsable del laicado si no se cuida y promueve debidamente la formación. Sólo con una formación adecuada, los laicos podrán adquirir una personalidad, una seguridad y una iniciativa dentro del Pueblo de Dios.
III. EL PAPEL DEL LAICO EN LA IGLESIA

  1. La Misión de los laicos no radica en la participación del apostolado de la jerarquía, sino que tiene sus propias raíces en los sacramentos del bautismo, confirmación, y en su caso, en el matrimonio.
  2. Los ámbitos seculares gozan de autonomía propia que ha de ser respetada si se les quiere configurar cristianamente.
  3. Corresponsabilidad misionera y evangelizadora es un deber del Publo de Dios.
  4. Una comunidad encarnada en el mundo, no vive para sí. El sujeto de la acción evangelizadora es toda la comunidad eclesial.
  5. Hay que cuidar, que la comunidad de creyentes no caiga en la tentación integrista (dictarle al mundo lo que tiene que hacer). Tamopoco en la tentación fel ghetto sociológico. No somos una pequeña cristiandad separada, o exclusivista. Y la tentación del repliegue eclesial, refugiarnos en la iglesia olvidando o menospreciando el compromiso temporal en medio del mundo, por su indiferencia, por la descristianización o secularización.

    Síntesis de ser laico en la Iglesia.


lunes, 10 de octubre de 2011

ENCUENTROS PROGRAMADOS 2011-2012


En este Blog, vamos a ofrecer las actividades que en el Convento Nuestra Señora de Candelaria, realizaremos, con los dominicos seglares.

Si al principio, en el primer encuentro nos reunimos 15 personas, durante el fin de semana se han apuntado 10 más. Con lo que seremos unos 25. El número crecerá o no, dependiendo de la disponibilidad de la gente, y todo lo que pueda ir surgiendo en cada encuentro.

De momento, ofrecemos la programación del año.


FECHAS DE REUNIONHORARIOACTIVIDAD A REALIZAR
7 DE OCTUBRE18:45REZO DE VÍSPERAS, PRESENTACIÓN, PLAN DE TRABAJO, PRESENTACIÓN DE LOS DOMINICOS SEGLARES
14 DE OCTUBRE18:45REZO DE VÍSPERAS, PRESENTACIÓN DE LA CARPETA: LA  MISIÓN DE LA PREDICACIÓN
21 DE OCTUBRE18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMAS: 1.-CÓMO PREDICAR Y 2.- PREDICACIÓN: DON Y CARISMA
28 DE OCTUBRE18:45REZO DE VISPERAS, TEMA 3: LUZ PARA  LA IGLESIA
4 DE NOVIEMBRE18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 4: EL MISTERIO DE LA PREDICACIÓN
11 DE NOVIEMBRE18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 5: CARACTERÍSTICAS FUNDAMENTALES DE LA PREDICACIÓN
18 DE NOVIEMBRE18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 6: CARACTERÍSITICAS DE LA PREDICACIÓN Y ACTITUDES DEL PREDICADOR
25 DE NOVIEMBRE18:45REZO DE VÍSPERAS: TEMA 7: CARÁCTERÍSTICAS DE LA PREDICACIÓN DOMINICANA
2 DE DICIEMBRE18:00EUCARISTÍA, Y HORA SANTA EN LA BASÍLICA: EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO
9 DE DICIEMBRELIBRELIBRE (POR SI ALGUIEN SE VA DE PUENTE)
16 DE DICIEMBRE18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 8 LA ESPIRITUALIDAD DEL SEMBRADOR DE LA PALABRA
23 DE DICIEMBRE18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 9: LLEVAR LA SABIDURÍA: LA VOCACIÓN DEL PREDICADOR
30 de DICIEMBRE PERÍODO DE NAVIDAD DESCANSO
AÑO 2012  
6 DE ENERO PERÍODO DE VACACIONES
13 DE ENERO18:45VISPERAS Y TEMA 10: EL NUEVO PASAJE RELIGIOSO EN EL NUEVO MILENIO
20 DE ENERO18:45VISPERAS Y TEMA 11: LA PREDICACIÓN COMO DIÁLOGO CULTURAL
25, 26 y 27 DE ENERO19:00JORNADAS MARIOLÓGICAS (MIÉRCOLES, JUEVES Y VIERNES)
1 DE FEBRERO19:00EUCARISTÍA Y PROCESIÓN DE LAS CANDELAS CON EL REZO DEL ROSARIO
2 DE FEBRERO FIESTA DE LA VIRGEN DE CANDELARIA. EUCARISTÍAS 8, 10, 12, 18.00
3 DE FEBRERO18:0017:00 REZO DEL ROSARIO , 18:00 EUCARISTÍA, PROCESIÓN
10 DE FEBRERO:18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 12: DESAFÍOS ACTUALES DE LA PREDICACIÓN DOMINICANA
17 DE FEBRERO18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 13: LA MISIÓN DE LA FAMILIA DOMINICANA
24 DE FEBRERO18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 14: LOS LAICOS Y LA MISIÓN DE LA ORDEN
29 DE FEBRERO18:00EMPIEZA LA CUARESMA, MIÉRCOLES DE CENIZA EUCAARISTÍA
2 DE MARZO18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 15: SACRA PREDICATIO Y ESPIRITUALIDAD DOMINICANA
9 DE MARZO18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 16: LA PREDICACIÓN DOMINICANA
16 DE MARZO18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 17: SER HOY FRATERNIDADES LAICALES PREDICADORAS
23 DE MARZO18:45REZO DE VÍSPERAS,TEMA 18:  LOS MUCHOS ROSTROS DE LA PREDICACIÓN
30 DE MARZO18:00EUCARISTÍA Y VÍA CRUCIS CON EL CRISTO DE LA RECONCILIACIÓN
01 DE ABRIL12:00DOMINGO DE RAMOS
05 DE ABRIL18:00JUEVES SANTO
6 DE ABRIL18:00VIERNES SANTO
7 DE ABRIL23:00SABADO SANTO
8 DE ABRIL12:00DOMINGO DE RESURRECCIÓN
13 DE ABRIL18:45HORA SANTA: EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO, TEMA 
20 DE ABRIL18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 19: TEXTOS SOBRE LA PREDICACIÓN
27 DE ABRIL18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 20: DOCUMENTO DE BOLONIA SOBRE LA FAMILIA DOMINICANA 1983
4 DE MAYO18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 21: HERMANAS PREDICADORAS. DOMINICAS DE LA ENSEÑANZA DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN
11 DE MAYO18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 22: CARACTERÍSTICAS DE NUESTRA PREDICACIÓN
18 DE MAYO18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 23: LOS LUGARES DE LA EVANGELIZACIÓN
25 DE MAYO18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 24: NUESTRA PREDICACIÓN
1 DE JUNIO18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 25: QUÉ SIGNIFICA PREDICAR HOY EN DÍA
8 DE JUNIO18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 26: LA PREDICACIÓN
15 DE JUNIO18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 27: TRES DIMENSIONES DE LA RESPUESTA DOMINICANA A LOS RETOS CONTEMPORÁNEOS
22 DE JUNIO18:45REZO DE VISPERAS, TEMA 28: LA MISIÓN EN LA ORDEN
29 DE JUNIO18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 29: DESAFÍOS ACTUALES PARA LA MISIÓN EN LA ORDEN
7 DE JULIO18:45REZO DE VÍSPERAS, TEMA 30: IR A LOS CUMANOS
   
   
¿DESCANSAMOS O CONTINUAMOS?  
8 DE AGOSTO18:00EUCARISTÍA SOLEMNE POR LA FESTIVIDAD DE NUESTRO PADRE SANTO DOMINGO DE GUZMÁN